Tus manos

 

Anoche soñé con tus manos,

blancas,

de largos dedos

E imaginé su limpio olor a jabón

La tersura de su piel

Y recordé que alguna vez

Esas manos me acariciaron

Cuando hace mucho,

 mucho tiempo

 me amabas.

 

Y me perdí en el recuerdo

De las noches en vela

Navegando por tu cuerpo

Mares tempestuosos

que seguro

Ahora no navegaría

 

Pero ¿Sabes?

tuve ese sueño

Y tus manos…

Yo las adoraba

Porque sabían acariciar

Y eso

No todas las manos

del mundo

Saben hacerlo.

Acerca de brujantigua

.....

Publicado el junio 5, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. QUE BONITO ESCRIBES.   ANA

  2. Ricardo Mikio

    Me dejo frio es hermoso…

  3. ..una barbaridad.te felicito..!!! un beso

  4.     A las buenas tardes:
        En el mundo de los sueños soñar con manos es reflejo de algún miedo, cosas sin superar del todo, añoranzas (recuerdos seleccionados a voluntad, casi involuntaría) cómo tan bien describes al final de tu poema. Es precioso.
        Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos.
    Shi.

  5. Es precioso. Me encantan las manos. Mis hijos las tienen preciosas, grandes, de largos dedos, finas, de pianista les digo jajaj. Yo las tengo más abotijadas jajaj. Es preciosa tu poesía. Cuántos recuerdos pueden dejar unas manos, incluso sin ser en el amor, las manos de una madre, de un padre, un apretón de manos, una caricia, así, bien dada.
    Besos Morgana.

  6. Precioso tu poema y la foto,
    las manos dan muchas sensaciones.
     
    Yo a veces miro las mías y veo las de
    mi madre cuando yo era pequeña.
    Son menudas, delgadas y los dedos muy largos.
    Me encanta también el olor a jabón.
     
    Un besito
     
     

  7. Cierto, no todas las manos saben acariciar… Sin embargo las tuyas acarician el papel mientras lo llenan con lo que tu mente piensa y tu corazón siente… Un saludo con admiración sincera.

  8. Yo no recuerdo especialmente sus manos
    tan sólo la punta de los dedos de un hombre que dormita
    hace ya mucho tiempo
    su mano descansaba al costado de su cuerpo
    y yo la observaba
    descansar
    hombre de fuego y agua
     

  9. Chikilla q bien escribes… da gusto leerte… Un beso

  10. Al principio pensé que me lo dedicabas a mí, por lo de las manos blancas con largos dedos, mas tarde ya vi que no,jeje
    Bien deberían de acariciar al rememorarlas de esta manera con la convicción de no volver a disfrutarlas.
     
    Besos, Laurita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: